21.8.08

No te olvido


No te olvido,
hija de puta,
aunque ya no te tema.

Te paseas impune,
alardeando tu siniestra belleza,
tu misterioso encanto.

Ya no me aterras,
no me paralizas,
no me despiertas de madrugada
entre ahogos y llantos,
aunque aún te sueñe.

El miedo a ti me ha hecho más fuerte,
más dura, más consciente.
Ahora ya no te quiero,
ya no te llamo,
ya no deseo caer en tus brazos.

Ahora, zorra,
te miro a los ojos.
Y me planto ante ti desafiante.
Te llevarás lo que quieras,
cuando tú quieras.

Pero hasta entonces, es mio.
Yo soy dueña de mi vida.
Y disfrutaré de cada instante
como si fuera el último.

Porque vivir aterrorizada
no tiene sentido.
Y vivir sin gozar
tampoco lo tiene.

De tu mordisco,
hija de la gran puta,
he aprendido mucho.
Y ahora, ya no te temo.

4 comentarios:

Cris dijo...

Di que si!!! A ViViR!!!!Sin miedo!
Un beso guapa!

maRia dijo...

Esto me ha gustado mucho.Y no sólo por su forma.Por la batalla ganada.

Devant de Melk dijo...

claro y distinto

La Habitacion invisible dijo...

tu instinto ...es como una clave en la silvestre gerga que tienen las flores y sus espinas para decir cuidado ,ojo con el ramo nena!
saludos
Esteban